Blog

conozca las últimas novedades e información de utilidad para su entidad sin ánimo de lucro.

〈‹ Inicio

Ley 10/2010, de 28 de abril, de Prevención de Blanqueo de Capitales y Financiación del Terrorismo. 
Es evidente que las fundaciones y asociaciones han sido entidades atractivas para los blanqueadores de capitales por la diversidad de fuentes de las que reciben dinero y el escaso nivel de supervisión que han tenido hasta hace poco.

. La normativa en la materia establece claramente cómo deben éstas luchar contra las operaciones de blanqueo de capitales y financiación del terrorismo.

  En los últimos años se ha desarrollado normativa en cuanto a blanqueo de capitales y financiación del terrorismo que incluye a las fundaciones y asociaciones como sujetos obligados en este sentido. En España, la Ley 10/2010, de 28 de abril, define los colectivos y entidades que deben ser considerados sujetos obligados, es decir,que tienen obligaciones específicas para detectar, analizar y evitar operaciones de blanqueo de capitales.

En el artículo 39 se describen las obligaciones reducidas con las que deben cumplir estas entidades:

  • Obligación de registro y archivo de documentación identificativa.

  • Identificación de todas las personas y/o entidades que aporten o reciban a título gratuito fondos o recursos de la fundación y asociación.
  •  

Aunque regulada, parecía escasa por lo que se amplió con el Reglamento 304/2014, de 5 de mayo que incorporó el desarrollo de las obligaciones que corresponden a estas entidades:

  • Identificar a todas las personas que reciban a título gratuito fondos o recursos (pudiendo procederse en algunas ocasiones a la identificación de colectivos de beneficiarios).

  • Identificar a todas las personas que aporten a título gratuito fondos o recursos por importe igual o superior a 100 euros.
  • Implementar procedimientos para garantizar la idoneidad de los miembros de los órganos de gobierno y de otros puestos de responsabilidad de la entidad.

  • Aplicar procedimientos para asegurar el conocimiento de sus contrapartes, incluyendo su adecuada trayectoria profesional y la honorabilidad de las personas responsables de su gestión.
  • Aplicar sistemas adecuados, en función del riesgo, de control de la efectiva ejecución de sus actividades y de la aplicación de los fondos conforme a los previsto.
  • Conservar durante un plazo de diez años los documentos o registros que acrediten la aplicación de los fondos en los diferentes proyectos.

  • Informar al Servicio Ejecutivo de la Comisión de los hechos que puedan constituir indicio o prueba de blanqueo de capitales o de financiación del terrorismo.

  • Colaborar con la Comisión y con sus órganos de apoyo.
  •  

De este modo y cumpliendo con la legislación vigente las fundaciones y asociaciones se ven beneficiadas en cuanto a la transparencia de sus órganos de gobierno, la finalidad de los recursos públicos y el control de la recepción de recursos privados.

Economista y abogado, interesado en los aspectos económicos, sociales y organizativos de las entidades sin ánimo de lucro. Convencido de que es imprescindible que exista un Tercer Sector profesionalizado, que satisfaga de manera eficiente necesidades humanas que, por su propia naturaleza, ni la Administración ni el sector privado quieren o pueden cubrir.

es_ESSpanish

Enter your keyword